Archivo de la etiqueta: móvil

Crea y edita vídeos de calidad profesional con tu móvil

Gracias a la amplia galería de recursos y opciones que ofrece KineMaster podrás crear y editar vídeos de calidad con una curva de aprendizaje más que aceptable.

Aplicaciones para la creación y edición de vídeos hay muchas pero no todas son sencillas de utilizar para personas no muy versadas en diseño audiovisual como es el caso del que suscribe. Bien sea por razones laborales o por mero ocio, en múltiples ocasiones me he tenido que enfrentar a la tarea de crear o editar vídeos de todo tipo lo cual, si no dispones de los conocimientos y herramientas adecuadas, puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para conseguir un resultado óptimo.

En este sentido y desde hace ya bastante tiempo mi aplicación preferida para estas labores es KineMaster, una App disponible para Android e IOs que te permite crear con notable facilidad vídeos de respetable calidad en tu dispositivo móvil, bien sea un teléfono inteligente o una tableta. Por supuesto, si eres más de “teclado y ratón” puedes intentar utilizar esta magnífica aplicación en tu PC a través de cualquier emulador como puede ser BlueStack, servicio al cual ya le dedicamos un post en este mismo blog.

KineMaster es un editor de vídeo muy completo, con muchísimas posibilidades de personalización a través de imágenes, audios, inserción de vídeos, filtros, retoque de brillo, contraste, saturación, transiciones, marca de agua, títulos, tema, etc. Su manejo es bastante intuitivo por lo que, a poco que experimentes y uses tu imaginación, podrás obtener resultados verdaderamente sorprendentes.

La aplicación la puedes utilizar en su versión gratuita con, obviamente, limitación de funciones. La versión “Premium” a la que puedes acceder mediante suscripción mensual te permitirá, entre otras opciones:

  • Acceder a los recursos Premium.
  • Eliminar la tan molesta “marca de agua”.
  • Eliminar la publicidad de la App (Android).
  • Acceder a soporte técnico prioritario.

Es interesante señalar que frente a otras aplicaciones de elevado precio, suscribirse a la modalidad Premium de KineMaster tiene un coste relativamente modesto que oscila entre los 4 y los 6 euros mensuales (en el momento de la edición de este post 4,19 €). Aunque también puedes realizar proyectos interesantes con la versión gratuita, la opción Premium, en mi opinión, es recomendable dado que te abrirá muchas posibilidades especialmente por el acceso a su amplia galería de recursos de todo tipo además de, por supuesto, eliminar la siempre molesta “marca de agua” que no querrás que aparezca en tu flamante proyecto. Por otro lado y al tratarse de suscripciones mensuales de las que puedes prescindir en cualquier momento, siempre tienes la posibilidad de hacerte Premium solo por un mes cuando realmente lo necesites para desarrollar el proyecto o los proyectos que tengas en mente.

Como paso previo a la creación de tu vídeo, te recomiendo que crees una carpeta en la galería de tu dispositivo con todas las fotos y vídeos que tengas pensado utilizar en el mismo puesto que ello te facilitará notablemente la tarea a la hora de montar tu audiovisual.

No es el objeto de este post desarrollar un tutorial detallado sobre el uso de KineMaster puesto que algunos muy buenos ya existen en Internet y porque siempre he sido de la opinión que la mejor forma de aprender a utilizar una aplicación es “trasteando” con la misma y buscando puntualmente aquello que realmente te interese.

En todo caso, aquí te dejo el enlace al manual de usuario (inglés) así como al canal de YouTube de la App donde encontrarás muchas explicaciones y “tips” para facilitarte la curva de aprendizaje.

Como muestra de las posibilidades y reconociendo que es manifiestamente mejorable, te muestro el último vídeo que he creado con KineMaster para la organización en la cual participo actualmente.

Y, por si hubiera alguna duda al respecto, aclarar que este blog no recibe ningún tipo de recompensa ni remuneración por la promoción de esta Aplicación ni ninguna otra. Simplemente es una modesta aportación que espero te ayude en la siempre compleja tarea de crear y editar vídeos de calidad.

¡Qué lo disfrutes!

Convierte tu viejo móvil en una cámara de vigilancia fácilmente y sin coste

Todos tenemos algún viejo móvil cogiendo polvo en algún cajón. ¿Porqué no sacarle provecho y darle una nueva oportunidad?

Los teléfonos inteligentes son dispositivos que acaparan en su interior una enorme tecnología, incluso, por supuesto, aquellos que ya has desechado por obsoletos o por algún problema puntual que no compromete enteramente el funcionamiento del móvil. Dado que es más que probable que almacenes alguno olvidado en algún cajón y a poco que te guste reutilizar las cosas, cuestión más que recomendable desde el punto de vista de la sostenibilidad, debes saber que siempre hay posibilidad de sacarle provecho y darle una segunda oportunidad con variadas opciones de uso. Ideas al respecto encontrarás en abundancia en Internet: reproductor multimedia, marco de fotos, consola retro, GPS para el coche, cámara de vigilancia y así, infinidad más.

Precisamente, en esta última posibilidad de reutilización, la de cámara de vigilancia, nos vamos a detener en esta entrada. Con una simple búsqueda en la red podrás encontrar información sobre distintas opciones y aplicaciones para conseguir el objetivo, tanto dentro de tu red doméstica como para utilizarla fuera de la misma (obviamente, lo más interesante y también bastante más complejo). Sin embargo, en este post nos vamos a centrar en una de las alternativas más sencillas actualmente existentes para conseguir la finalidad deseada. Nos referimos a la App gratuita App eWeLink Camera. Por si lo desconocías, eWeLink es la App utilizada para gestionar los dispositivos de la marca SONOFF que ahora incluye la posibilidad de incorporar, mediante la App eWeLink Camera, nuestro antiguo móvil reconvertido en cámara de vigilancia, como un dispositivo más, de forma, además, gratuita y sencilla.

La configuración no ofrece ninguna dificultad. Solo es necesario descargarse la aplicación eWeLink Camera en el móvil que pretendamos reciclar y disponer de la aplicación eWeLink original en nuestro propio móvil. Es importante tener en cuenta que no debes instalar ambas aplicaciones en el mismo dispositivo puesto que entrarían en conflicto. Una vez instaladas, es necesario identificarte en ambas con la misma cuenta eWeLink para que, a continuación, puedas detectar el “nuevo dispositivo” desde tu móvil habitual. Una vez realizadas estas sencillas operaciones, tu nueva cámara de seguridad será accesible, junto con el resto de dispositivos que tengas configurados, en tu App eWeLink aún cuando ambos móviles no se encuentren en la misma red aunque, obviamente, ambos deberán contar con conexión a Internet del tipo que sea.

Si el móvil utilizado ahora como cámara de seguridad no va a ser empleado para ninguna otra función y aunque no es imprescindible, no estaría de más realizarle una limpieza reseteándolo a los datos de fábrica mediante la opción que deberás encontrar para ello en los ajustes del dispositivo. Si no fuera así, siempre tienes la posibilidad de realizar un “Factory Reset” desde el modo “Recovery” de tu teléfono. Lo normal, para los teléfonos Android, es que puedas activar el “Recovery Mode”, con el teléfono apagado, manteniendo presionados el botón para bajar el volumen y el botón de encendido al mismo tiempo, hasta que el dispositivo se encienda. En Internet encontrarás mucha información al respecto así como las combinaciones de teclas adecuadas para tu dispositivo si no te funcionara con la “estandar” que te indico.

Lógicamente, es importante que el móvil que vayas a utilizar como cámara y donde, por tanto, tendrás instalado eWeLink Camera, esté permanentemente conectado a la red eléctrica para evitar acabar en unas pocas horas con la batería. En el mismo tendrás la opción de “congelar” (freeze) la pantalla para que la cámara siempre se mantenga en primer plano sin que ninguna otra App la pueda ocultar.

Por su parte, en cuando accedas a tu nueva cámara en eWeLink, desde el teléfono desde el cual pretendas visualizarla, dispondrás de la opción de mandar mensajes de voz, para lo cual solo tendrás que activar el micrófono y, por supuesto, de escuchar el sonido ambiente que esté recogiendo la aplicación en tu viejo móvil. Es decir, además de cámara, tendrás un “intercomunicador” entre ambos móviles pero, eso sí, solo accesible desde el móvil desde el cual visualices tu cámara remota. Tu nueva cámara se activará automáticamente cada vez que accedas a la misma desde la aplicación eWeLink. Mientras no sea así, mostrará una pantalla en negro con un simple mensaje de “No connection”. Finalmente, recuerda que como ya hemos explicado en un anterior post, si quieres visualizar tu nueva cámara desde un PC, deberás instalar un emulador de Android en el mismo.

Es evidente que con eWeLink Camera no vas a obtener las prestaciones avanzadas que puede ofrecer una cámara de vigilancia profesional pero, dado su carácter gratuito, su facilidad de configuración y manejo así como la posibilidad que te ofrece de reciclar tu viejo móvil, sin duda es una opción sumamente interesante para tu hogar, trabajo o, simplemente, vigilar tu mascota.

Recicla tu viejo móvil y contribuye a la sostenibilidad del Planeta